9. los tiempos

Ahora tocamos un tema un poco más complicadillo y lleno de sorpresas: los tiempos del pasado. Muy a menudo necesitamos un tiempo del pasado y en portugués sobre todo uno: el pretérito perfeito simples.

Los que tienen el español como lengua materna o que aprendieron el francés o italiano con un profe que tomaba la lengua literaria como modelo, en esta se distingue al igual que en español claramente entre el passato remoto / passato prossimo y el passé simple / passé composé supondrá que en portugués se distingue entre hechos que tienen un impacto sobre el presente del locutor que se describe por lo tanto con el pretérito perfecto y hechos que acabaron en un tiempo acabado y que se describe por lo tanto con el indefinido. Sin embargo ahí está la sorpresa: Así no es en portugués.

El pretérito perfecto español no tiene nada que ver con el pretérito perfeito composto portugués aparte de asemejarse a él en la forma. Ambos se construyen con un verbo auxiliar en presente haber en el caso del español, ter / haver en el caso del portugués y el participio perfecto: He hablado <=> Tenho falado.

Esto lleva a confusiones a ambos lados del Atlántico. Los nativos de portugués tienden a utilizar el pretérito indefinido donde de hecho debería usarse el preterito perfecto y los nativos de español tienden a utilizar el pretérito perfeito composto donde de hecho se debería usar el pretérito perfeito simples, lo que a su vez lleva a muchas discusiones en miles de foros.

Pero comencemos desde el princio. Ahora viene un poco de teoría. El que no quiere leerlo, puede saltar imediatamente al capítulo 9.1. Gente con una forma de proceder digamos pragmática no se interesarán por lo que sigue y quieren saber como se forma este tiempo y listo. El autor nisiquiera nega que esto pueda funcionar y un uso incorrecto de los tiempos tampoco es una gran tragedia. Pero se puede cuestionar algunos conceptos que existen en cuanto al aprendizaje de lenguas se refiere. Por lo tanto habrá ahora cinco minutos de teoría inútil.

El aprendizaje de lenguas tal y como es impartido en los colegios, universidades etc. se basa en la presentación y en el estudio de reglas gramaticales o sea en una forma que es más y más cuestionado por el público, porque los resultados no son muy convincentes. Esto permitió a determinadas empresas, la más famosa es Rosetta Stone de promocionar sus productos afirmando que el aprendizaje de una lengua es muy fácil siempre y cuando se evita la gramática. La gramática desde este punto de vista no es una ayuda para el aprendizaje de lenguas, sino un obstáculo.

El argumento central es que todos hemos aprendido nuestra lengua materna sin gramática alguna. Se debería por lo tanto aprender una lengua extranjera como se ha aprendido la lengua materna. La promesa que está detrás de este eslogán es tan fuerte, que suprime qualquier razonamiento lógico. Tratar de refutar o relativizar la afirmación que se pueda aprender una lengua sin gramática es más o menos tan sensato como convencer a un especulador en la bolsa que en la especulación bursatil nadie gana y que es una mera redistribución de riqueza sin plusvalía ninguna.

La verdad pura y dura es que niños aprenden la lengua materna de una manera muy INEFICAZ. Un niño tiene un profesor 12 horas al día. Si no duerme, hay un profesor que se ocupa de él. La madre, el padre, los hermanos, la abuela, el abuelo, los tíos etc. etc. que con mucha paciencia le inculcan palabra por palabra. Si suponemos que necesita tres años para aprender una lengua llegamos a 13000 horas de clase. Esto es enorme. Si calculamos con 5 euros la hora, un sueldo no realmente muy alto, llegamos a 65 000 Euros. Esto es lo que cuesta enseñar la lengua materna a un niño. Si tuviesemos pagar para cada alumno que aprende una lengua extranjera 65 000 Euros cualquier economía iría en quiebra.

Con 13000 de clase incluso el adulto más idiota y flojo podría aprender varias lenguas, previsto que tiene 13000 horas en las cuales no hace, como un niño, solo esto. El método da perfectamente igual en este caso.

Para que se pueda comparar. En la mayoría de los estados se imparte en los colegios en 12 años de estudio una lengua extranjera durante 2000 horas y en estos 2000 horas, que no son clases particulares como en el caso de los niños, la gente logra un nivel mayor en la lengua extranjera que un niño de cuatro años. El marco europeo de lenguas es más extremo todavía. Suponen que el nivel B2, que ya supone un nivel suficiente para hablar de temas más complejos, se puede alcanzar en 600 horas. En resumidas cuentas. Aprender una lengua como aprendió su lengua materna es una muy mala idea, una muy, muy mala idea. De esta forma no aprenderá nunca una lengua, a no ser que vive en un país donde se habla esta lengua por diez años y que tiene un montón de amigos muy pacientes.

El otro argumento que aparece muy a menudo en el debate público son los niños bilingües o sea los niños que están expuestos por diferentes razones a dos lenguas y que aprenden ambas lenguas sin esfuerzo. Primero valen los mismos argumentos que arriba. Reciben muchas horas de clase. El segundo problema es que muy poca gente es realmente bilingüe. En situaciones especiales alguna gente llega a ser realmente bilingüe, pero estas son excepciones. En la gran mayoría de los casos hay una preferencia por una u otra lengua.

No cabe duda que la forma en la cual se enseña lenguas extranjeras en las instituciones oficiales no es optimal, lo que en relaciones sociales / economicas más complejas se convierte en un problema.

El autor no cree que enseñar una lengua extranjera basandose únicamente sobre gramática sea optimal, pero duda que todos los problemas concernientes este tema pueden resolverse si simplemente se la ignora.

(Aparte de esto el asunto es gracioso. Chorradas como Babbel, otro curso que promete aprender una lengua extranjera sin esfuerzo alguno en tres semanas, también sin gramática, es muy inovativo. Tiene un monton de ejercicios de casilla, o sea cantidad de ejercicios donde hay que poner una palabra en una casilla, pero la inovación consiste en el hecho que hay que conocer la gramática sin que se la haya explicado previamente para llenar estas casillas.)

De esto hay que sacar la conclución que en cuanto a la enseñanza de la gramática en los colegios se refiere hay algo que va fundamentalmente mal. Gramática es considerado como algo completamente superflúo y inútil y libros de texto que ponen de relieve un planteamiento más bien sistemático, o sea gramatical, son simplemente invedibles, a pesar de que todos los libros de texto que prometen enseñar una lengua sin gramática a escondidas tienen un planteamiento completamente tradicional, o sea basado en gramática. Los libros de hoy en día deben llamarse "inglés sin esfuerzo", "aprender inglés como aprendió su lengua materna", "nuevo método de aprender inglés, sin gramática" etc. etc.., a pesar de que son muy tradicionales en el fondo.

Un error fundamental en la enseñanza de la gramática es presentar reglas gramaticales como completamente arbitrarias, o sea de presentar la gramática como un sistema coherente que se basa en reglas arbitrarias.

El planteamiento que se sigue en este curso y en todos los otros cursos de la infos24 es completamente distinto. Se trata de explicar la gramática de la lengua extranjera partiendo de la lengua materna, quiere decir que de cada curso hay diferentes versiones. Con este planteamiento se puede mostrar dos cosas. Primero que reglas gramaticales no son arbitrarias, todo lo contrario, la manera como el cerebro humano quiere verbalizar el mundo se asemeja bastante, solo que el material morfológico del que disponen las distintas lenguas es arbitrario.

La gran mayoría de las lenguas indogermánicas por ejemplo distinguen entre acciones ocurridas en el pasado y que tienen un impacto sobre la realidad y las acciones acabadas en un pasado acabado. (Si dejamos al lado el portugués.) Todas las lenguas indogermánicas, para ilustrarlo con otro ejemplo, distinguen entre hechos reales y hechos imaginados, aunque no todas las lenguas realizan esta distinción. En inglés por ejemplo solo la tercera singular de algunos verbos tiene un forma especial, God save the Queen y no Good saves the Queen y en el alemán la formación del subjuntivo es tan confusa, porque la morfología dista mucho de ser claro, que el subjuntivo está por desaperecer en esta lengua. Sin embargo las lenguas se distinguen más en los aspectos que pueden expresar que en los aspectos que quieren expresar. Si todas las lenguas, por lo menos las lenguas indogermánicas, quieren expresar los mismos aspectos y si algunos aspectos son fenómenos recientes que se desarollaron en distintas lenguas de manera autóctona, es obvio que la gramática no es algo arbitrario. Son el resultado de la forma en la que el cerebro humano quiere presentar el mundo. De vez en cuando, como vamos a ver a lo largo de este curso, quiere incluso verbalizar cosas que desde un punto de vista lógico parecen superflúas.

Más útil que describir las diferencias por las cuales las lenguas se distinguen, es describir las semejanzas. Muy a menudo ocurre que una lengua solo toma en consideración un aspecto en una situación extrema y la otra en general. En estos casos es más útil de explicar el funcionamiento de la lengua extranjera basándose y ilustrándolo con un ejemplo extremo. La diferencia entre el indefinido y el pretérito perfecto por ejemplo es para alemanes metafísica para avanzados, porque en general ambos se puede traducir con el mismo tiempo al alemán. Sin embargo cuando el impacto de una acción del pasado reciente sobre el presente es la afirmación central de la frase, el alemán también distingue y a través de ejemplos de este tipo un alemán también entiende la lógica española.

Envez de presentar la gramática de la lengua extranjera como un sistema de reglas arbitrarias sería más útil de mostrar la semejanza entre las distintas lenguas. Muy a menudo es posible de construir un contexto extremo en la cual la lengua materna toma en consideración este aspecto de la lengua extranjera.

El otro método muy "inovador" es total immersion. O sea la idea de que la mejor forma de aprender una lengua es solo hablar en esta lengua desde el principio. Esto también parece muy natural a mucho gente, dado que se ha aprendido también de esta manera la lengua materna. Este método no parece natural en absoluto al autor de estas líneas, porque naturalmente la gente compara automáticamente la lengua extranjera con la lengua materna. Al autor de estas líneas parece mucho más "natural" de utilizar y activar el conocimiento implícito que todo el mundo tiene en su lengua materna que empezar desde cero.

Solo con abstrayendo de la gramática no se va a resolver ningún problema.

1) La gramática ayuda a estructurar el proceso de aprendizaje y muchos, sino todos, los problemas son los mismos en todas las lenguas. El que ha entendido que se puede abreviar una oración subordinada con un gerundio, participio presente, participio perfecto entienderá sin problemas como esto funciona en cualquier lengua y si ha comprendido, o más bien si ha sido sensibilizado por este fenómeno en su lengua materna, como funciona en una lengua, podrá hacerlo en cualquier otra. Para dar un ejemplo. La gramática es la clave universal para la comprensión de cualquier lengua. Personas que ya hablan una lengua extranjera tienen menos dificultades en aprender una segunda y los que hablan dos, tienen menos problemas todavía a aprender una tercera etc.. Esto vale sobre todo si las han aprendido de manera más sistemática.

2) La gramática ayuda a activar el saber implícito que se tiene sobre lenguas en general. Los hispanohablantes saben cuando hay que utilizar el indefinido o el pasado perfecto, pero esto no significa necesariamente que entienden que el uso del present perfecto inglés se distingue del simple past por los mismos aspectos. Para más detalles vea www.curso-de-ingles.de. En vez de aprender una reglas gramáticales abstractas, más vale entender que el inglés no se distingue fundamentalmente del español. Entonces tampoco hay que aprender a memoria una reglas abstractas que se olvide el día después.

3) Posiblemente un planteamiento más abstracto en la enseñanza de la gramática asustaría a muchos alumnos. Sin embargo en el estado que estamos, o sea cuando la gramática es considarada como algo completamente inútil y las mismas editoriales que antaño produjeron los libros de gramática hoy en día se glorian de sus métodos inovativos que funcionan sin gramática la cosa no puede empeorar. Es bien probable que muchos alumnos se darían cuenta de la complejidad de su lengua materna, en la que saben muy bien cuando una frase suena mal sin saber realmente por qué. Si supiesen por qué suena mal, les resultaría más fácil de aprender lenguas extranjeras. Además puede ser divertido reflexionar sobre estas cosas si es más que aprender un par de reglas.




contacto pie de imprenta declaración de privacidad