8. la formación del plural

En lo que sigue vamos a presentar una orgia de reglas que no sirven obviamente para poco cosa porque nadie puede memorizarlos. Sin embargo reflexionar un poco puede ser útil para quedar más sensibilisado a esto fenómenos. Si se presta más atención a estos fenómenos, más grande es la posibilidad de aprenderlos automáticamente. Más fácil que aprender una regla es aprender un ejemplo. Si sabe que el plural de anel (anillo) es anéis (anillos) hay una gran probabilidad que forma el plural de todos los sustantivos similares correctamente y aprender anel => anéis no es nada muy difícil.

Gramática es una de las asignaturas más odiadas en los colegios en todo el mundo. En general es considerada como algo completamente inútil. Sin embargo se puede cuestionar si esta posición es correcta. Hay que distinguir entre dos tipos de reglas gramaticales. Hay fenómenos que no tienen nada que ver con la realidad descrita por la lengua y fenómenos, en los cuales el contexto real es importante. La concordancia entre adjetivo y sustantivo por ejemplo es siempre la misma independientemente del mundo real. Es la casa blanca y no la casa blanco. En este caso basta un modelo que se generaliza a todas las palabras similares (la ventana abierta, el bolígrafo rojo, la mesa redonda etc. etc.). Sin embargo también pueden haber frases que dependen del contexto real y varias opciones pueden ser correctas gramaticalmente. Tanto la frase "Se fue a Paris" como la frase "Se iba a Paris" son correctas, pero el contexto no es el mismo. Si el año pasado se fue a Paris, se fue a Paris una sola vez. Pero si se iba a Paris muy a menudo, se puede suponer que trabajaba en Paris o algo por el estilo. En este caso realmente hay que comprender, a no ser que se tenga el español como lengua materna, que se usa el imperfecto cuando una acción se repetía regularmente en el pasado. Este tipo de cosas también se puede aprender "intuitivamente", y los nativos lo aprenden de esta manera, pero más fácil es aprender la regla, que se puede aprender en cinco minutos. Este tipo de reglas gramaticales nos sirven a entender mejor los aspectos relevantes en las distintas lenguas y como las distintas lenguas toman en consideración, o no, estos aspectos.

Las reglas que siguen pertenecen a la clase donde el contexto real no juega papel alguno. En este caso más vale aprender un modelo o sea un ejemplo.

En la gran mayoría de los casos el plural es simplemente varios ejemplares de la misma cosa. Una casa es una casa y si son varias, tenemos varios ejemplares de esta cosa.

Pero hay cosas que solo pueden ser pensadas como cantidades y el plural de mantequilla no son varios ejemplares de mantequillas, sino distintos tipos de mantequillas, mantequilla salada, mantequilla para gente con intolerancia a la lactosa, mantequilla de cabra etc. etc.. Las mermeladas pueden ser de cereza, fresa, naranja, plátano etc. etc.. pero las mermeladas no son muchos ejemplares de una mermelada.

Vamos a presentar en lo que sigue algunas reglas para la formación del plural. (Que se asemejan bastante a las reglas vigentes en español, dicho sea de paso.) A estas reglas hay excepciones que no vamos a representar.

El plural en portugués siempre termina en -s. Si la palabra termina en vocal, sea esta oral o nasal, se añade esta s simplemente a la vocal.

Palabra termina en vocal. => Se añade una s.
o livroos livros el libro => los libros
o pai os pais el padre => los padres
a maçã as maçãs la manzana => las manzanas
o garfo os garfos el tenedor => los tenedores
a faca as facas el cuchillo => los cuchillos
o prato os pratos el plato => los platos
o copo os copos el vaso => los vasos
a mãe as mães la madre => los madres
a alemã as alemãs la alemana => las alemanas
a irmã as irmãs la hermana => las hermanas


Si la palabra termina en -em, -im, -om, -um también se añade una s, pero -em, -im, -om, -um se convierte en -ens, -ins, -ons, -uns.

-em, -im, -om, -um => -ens, -ins, -ons, -uns
o fim os fins el fin => los fines
o som os sons el sonido => los sonidos
a vantagem as vantagens la ventaja => las ventajas
a origem as origens el origen => los orígenes
o homem os homens el hombre => los hombres
o jovem os jovens el joven => los jóvenes
o álbum os álbuns el álbum => los álbumes
a viagemas viagens el viaje => los viajes

Si la palabra termina en -r, -z o -n se añade -es.

-r, -z, -n => -res, -zes, -nes
a flor as flores la flor => las flores
a mulher as mulheres la mujer => las mujeres
o tradutor os tradutores el traductor => los traductores
o rapaz os rapazes el joven => los jovenes
o mar os mares el mar => los mares
a cruz as cruzes la cruz => las cruces
a raiz as raizes la raís => las raíces


Las formas plurales de las palabras monosílabas que terminan en -s se forman con -es. Lo mismo vale para palabras polisílabas si el acento prosódico, la sílaba que se pronuncia más fuerte que las otras, caye sobre la última sílaba. El acento no cambia en este caso, lo que significa, que en el plural estas palabras no tienen acento, porque el acento corresponde a la pronunciación normal, vea 3.4.1 y no hace falta poner un acento diacrítico. (Pasa lo mismo que en español. La razón lleva acento, porque es una excepción, pero razones no, porque en plural vale la regla de base. Termina en s y por lo tanto el acento caye sobre la penúltima sílaba, lo que corresponde a la regla de base.)

-s => -es
o gás os gases el gas => los gases
o mês os meses el mes => los meses
o deus os deuses el dios => los dioses
o português os portugueses el portugués => los portugueses
o país os países el país => los países


Hay un par de palabras polisílabas que terminan en -s, pero que no tienen el acento en la última sílaba. En este caso el singular y el plural tienen la misma forma.

Palabras que terminan en -s. El plural no tiene una forma propia.

o ônibusvários ônibus el bus => los buses
o lápisos lápis el lápiz => los lápices


Sustantivos que terminan en singular en -al, -el, -ol, -ul sustituyen l por -is. Si al omitir las desinencias -al, -el, -ol, -ul queda solo i, se añade solo una s, en otras palabras -iis no existe. Algo que se habría podido también adivinar.

-al, -el, -ol, ul, -il => -is.
o anel os anéis el anillo => los anillos
o anzol os anzoís el anzuelo => los anzuelos
o varal os varais la cuerda de la ropa => las cuerdas de la ropa
o animal os animais el animal => los animales
o hotel os hotéis el hotel => los hoteles
o papel os papéis el papel => los papeles
o túnel os túneis el tunel => los tuneles
o réptil os répteis el reptil => los reptiles
o sol os soís el sol => los soles
o farol os faróis el faro => los faros
o taful os tafuis el vividor => los vividores


Más relevantes, porque hay muchos, son las palabras que terminan en -ão. Muchas palabras que en español terminan en -ón terminan en -ão en portugués. Dado que hay 4008 palabras en español que terminan en -ón se puede suponer que hay muchas palabras que terminan en -ão en portugués. Existen excepciones a esta regla, pero en general es así. Mejor dicho, los palabras que en español terminan en -ón, terminan en -ão en portugués. Al revés el truco no funciona tan perfectamente.


español portugués pronunciación
convicción convicção
opinión opinião
sugestión sugestão
lección lição
ladrón ladrão
león leão
abstenciòn abstenção
educación educação
acusación acusação
acción ação
corazón coração
transmission transmissão


Las palabras que terminan en -ão forman el plural de tres maneras distintas. Terminan en -ões, -ãos o -ães. Reglas que determinan cual de estas tres desinencias hay que utilizar con un determinado sustantivo no existen. La mayoría de los sustantivos que terminan en -ão en singular forman el plural con –ões. (Entre las cuales NO figura la palabra alemão, alemán. Los alemanes son os alemães.)

–ão => -ões
o botão os botões el botón => los botones
o cordão os cordões el hilo => los hilos
a estação as estações la estación => las estaciones
o limãoos limões el limón=> los limones
a paixão as paixões la pasión => las pasiones
a visão as visões la visión => las visiones
a razão as razões la razón => las razones


En segundo lugar de los verbos que terminan en –ão están los sustantivos que simplemente añaden una -s, –ão se convierte en –ãos.

–ão => –ãos
a mão as mãos la mano => las manos
o chãoos chãos el suelo => los suelos
o grãoos grãos grano => los granos
o irmãoos irmãos el hermano=> los hermanos
o artesãoos artesãos el artesano => los artesanos
o orgãoos órgãos el órgano => los órganos

Para el tercer grupo hay pocos ejemplos. En este caso –ão se convierte en -ães.

–ão en singular -ães en plural
alemão alemães el alemán => los alemanes
o cão os cães el perro => los perros
o capitão os capitães el capitán=> los capitanes
o charlatão os charlatães el charlatán => los charlatanes
o escrivão os escrivães el escribano => los escribanos
o guardião os guardiães el guardián => los guardianes
o pão os pães el pan => los panes
o sacristão os sacristães el sacristán => los sacristanes
o tabelião os tabeliães el notario => los notarios




contacto pie de imprenta declaración de privacidad